“¿Quiénes somos?” es la gran pregunta que nos hacemos todos. Aimas empezó en el verano de 2012 como un servicio de electrónica especializada en el sonido tanto doméstico como profesional. Un sector en el que en poco tiempo conseguimos la confianza de empresas emergentes. Y fué gracias a ese impulso cuando empezamos a colaborar en proyectos de ingeniería electrónica a los más altos niveles. 

En 2015 empezamos a ampliar nuestros horizontes hacia la electrónica de los dispositivos clínicos y hospitalarios. Dada su avanzada tecnología y la importancia del sector, desarrollamos un programa de formación y certificación de nuestros técnicos. Fué en este momento cuando construímos nuestro laboratorio de electromedicina en el centro neurálgico de la península. No contentos con este paso, añadimos un almacén para la distribución de materiales y fungibles para los hospitales y clínicas de España.

Mientras esta actividad crecía la raíz orgánica de Aimas, los audiovisuales, también lo hacían. El trabajo de un gran equipo y la implicación de sus miembros hicieron que pasaramos de un servicio postventa de marcas del sector audiovisual a ser distribuidores de grandes marcas del sector. Así que nos tocó ampliar y separar físicamente las actividades de tal manera que cada una tuviera su espacio físico sin perder la esencia de la cooperación y dedicación del equipo.